Pastoreo y Manejo

La cultura pastoril del Norte de España y en particular de la ganadería estante o de subsistencia en la provincia de León, ha necesitado en tierras de sembrados y barbechos la utilización de perros de pastoreo para el manejo de sus rebaños, fundamentalmente de ovino. Con este fin se desarrollaron perros de tamaño mediano, perfectamente adaptados a estas particularidades y con unas características morfológicas y funcionales orientadas hacia su aptitud.

Perro rústico, armónico, activo, ágil, cuya expresión denota viveza e inteligencia. Siempre alerta. De tamaño mediano, eumétrico y sublongilíneo.

Caracterizado por su austeridad y fortaleza. Inalterable en su trabajo ante las condiciones climáticas más adversas y variables.

Posee una disposición innata a las exigencias del pastoreo. Gran capacidad de atención y aprendizaje. Se muestra incansable en el trabajo y siempre pendiente de su dueño, en ocasiones algo huraño con los desconocidos.

Movimiento fácil, fluído, enérgico, propio de un perro de pastor. Capaz de cambiar de velocidad y de dirección sin perder el equilibrio y la armonía. Su paso natural es el trote, recorriendo grandes distancias sin aparente esfuerzo.

    

    

    

ESTÁNDAR RACIAL SEGÚN PATRÓN

F.C.I.

Descargar/Imprimir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies